Historia de Carcel(es)

11 de mayo de 1809 – Cabrera. El ejercito español acaba de abandonarnos a nuestra suerte. El trato era de repatriarnos a Francia (después de ser derrotados en la batalla de Bailen, Andalucía). Somos  400 oficiales y 4500 soldados. Las condiciones son crueles: ningún edificio, estamos al sol y a la intemperie. Ausencia de tierra cultivable. Escasez dramática de comida y agua.

Nos estamos muriendo. Estoy viendo algunos episodios terroríficos: locura, peleas, agresiones, tortura, epidemias e incluso canibalismo. Somos muertos vivientes, sacamos lo peor del ser humano, con solo un propósito: sobrevivir. Ya son 100 muertos en solo 8 días.

21 de junio de 1809 Llegamos a Mahón, desembarco en la isla del Rey. Prisionero francés del ejército napoleónico pero feliz por haber escapado de la agonía. Somos 170 oficiales.

El lazareto de Mahon

10 de julio de 1809 Lazareto de Mahón. Estoy bañándome en el puerto de Mahón. Es la segunda vez del día, también tenemos derecho a bañarnos por la mañana. Nunca olvidaré el día que llegué al precioso puerto de Mahón. El gobernador de la isla, el señor Babelen nos trata con respeto, tenemos comida y agua en cantidad suficiente. 

10 de noviembre de 1809 Babelen, juzgado demasiado bueno con nosotros, es destituido. Cambio de rumbo: subida de los precios de los alimentos básicos, prohibido mandar cartas a nuestros familiares.Y se acaban los baños en el puerto, nuestro querido momento de libertad.

Enero de 1810 Los rumores hablan de un eventual intercambio de prisioneros entre España y Francia. Falsa alerta, nos quedamos.

1 de marzo de 1810 Una multitud de menorquines de todos los pueblos salen a la calle: Es “la revolución menorquina”. Según he podido saber estamos en crisis, han habido malas cosechas y el puerto de Mahón esta a punto de perder su estatuto de puerto franco (libre de derechos de aduanas).

Los menorquines están sufriendo. Están hartos de ser menospreciados por el gobierno español. Los menorquines además, no quieren aguantar más el alto coste de nuestra manutención. 

2 de marzo de 1810 Después de 2 días de caos, el gobernador Luis Gonzaga de Villava y Aybar concede medidas a favor de la población local. Victoria de los menorquines. Creo que no medí muy bien las consecuencias que tendría “la revolución menorquina” para nosotros. Todos los españoles y extranjeros están expulsados (salvo algunas excepciones) de la isla. Tienen 15 días para irse. Tengo la esperanza de que nosotros podamos ser devueltos a Francia. Nueva desilusión.

Nuestro nuevo destino será las Islas Canarias o el infierno de Cabrera. Será la segunda opción. No olvidaré jamas el día que dejé el puerto de Mahón para volver a Cabrera. El terror me invadió, sé que lo peor esta por llegar. Allí la prisión es la propia isla. Una prisión natural. Nuestro destino parece escrito: hambre, sed, sufrimiento y muerte. He descubierto que lo peor de la guerra a veces no se vive en el campo de batalla. Adiós Mahón***.

* Solo sobrevivieron unas 3600 personas de los 9.000 prisioneros que pasaron por Cabrera. Los últimos prisioneros pudieron dejar la isla para llegar a Francia en 1814. Cabrera fue reconocida por los historiadores como el primer campo de concentración de la historia.

** El Lazareto de Mahón empezó su labor de servicio sanitario el 1 de septiembre de 1817.

*** El 29 de julio de 1810, los oficiales fueron rescatados de Cabrera y conducidos hacia Inglaterra y algunos meses después regresaron a Francia.

****Basado en hecho real. Adaptado de la narración de Joseph Carrère Vental, oficial francés “Mémoires d’un officier français prisonnier”editado en 1823.

¿Quieres leer más historias? Sigueme en Facebook!

https://www.facebook.com/historiasmenorquinas

Défiler vers le haut